JUAN DE OPENKRATIO: CIUDADANOS TRABAJANDO PARA CIUDADANOS.

Esta semana hemos tenido un debate interesantísimo con Juan de OPENKRATIO, cuya labor, como bien explican en su web es: “Somos ciudadan@s independientes decididos a inculcar en la sociedad los principios del Gobierno Abierto y los Datos Abiertos: Transparencia, Participación Ciudadana y Reutilización de la Información”. La función de estos ciudadanos es la de requerir a las Administraciones Públicas que pongan a disposición de todos nosotros, los datos que debemos tener derecho a conocer y así saber en qué se invierte nuestro dinero.

Juan logró un debate sobre derechos, política y deberes que no dejó indiferente a los presentes. La participación de todos fue enriquecedora y las opiniones se dieron desde el mayor respeto, tanto en turno de palabra como diferencias de pensamiento (aunque de esto prácticamente no tuvimos, todos estábamos de acuerdo en qué dirección tenemos que ir los ciudadanos).
Gracias a nuestro invitado pudimos ver que hay muchas personas entre nosotros que trabajan de manera desinteresada para que nuestro país vaya en una dirección mucho más participativa, justa y democrática.

También hablamos desahucios, suicidios, economía, leyes… y de algo que dio lugar a una curiosidad, la manipulación de la información que le llega al ciudadano. Pusimos de ejemplo el caso de la nacionalización de REPSOL por parte del Gobierno de Argentina. Se nos hizo creer que era una injusticia contra una empresa española y, parece ser, no es exactamente así. Repsol nace en España pero su propiedad, al parecer, es prácticamente propiedad de una empresa americana (independientemente de quién la dirija). Además, el Gobierno de Argentina llevaba muchos años exigiendo que se cumpliese una de las cláusulas del contrato (invertir un tanto por ciento de las ganancias en Argentina) y que estaba siendo ignorada por la petrolera. Tras muchos avisos, Argentina decide nacionalizar (podría haber expropiado, por incumplimiento de contrato, y ahorrase el dinero).
En resumen, a los ciudadanos se nos quiso vender esto como un ataque a España y muchos ciudadanos opinaron desde esa óptica; algunos, incluso, con tintes racistas.

Todo esto y mucho más hizo que las dos horas con Juan pasaran intensa y rápidamente, pero hay una frase que queda a fuego grabada y que dijo uno de nuestros internos : Sé que mal de muchos, consuelo de tontos. Pero hace un tiempo me lamentaba de no tener nada y hoy en día me alegro de no tenerlo, pues no tengo dinero ni cosas de valor pero tampoco tengo trampas. Me duele ver que hay criaturas que han trabajado y pagado una casa , para ahora perderla y seguir con la deuda.

M. Carmen- voluntaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s