“Los Hombres de la corcha”

Un oficio. Dos culturas. Un mismo mundo. “QUIVIR” un documental de Manu Trillo y Agustín Coca.

Este viernes tuvimos la suerte de ver un documental sobre la relación entre dos culturas muy similares (aunque no lo parezca), la cultura marroquí y la andaluza, trasmitida a través de un trabajo maravillo, como hombres marroquíes y españoles descorchan sus árboles; dos tradiciones parecidas en dos tierras no muy diferentes.

Como cada semana, comenzamos con la proyección del documental y el debate posterior que genera el tema del que se trata. Desde mi experiencia, siempre siento que el nivel intelectual que se crea en estas tertulias es muy interesante. Los internos del módulo 8, tienen una apreciación y una sutileza e inteligencia para coger al vuelo los mensajes, que me impresionan! En este caso, y utilizando el tema principal, la importancia del trabajo en el campo, la vida en los pueblos, la diferencia de la situación de los distintos países y sus similitudes al mismo tiempo.

En este maravillo debate, se comentan cosas como la relación de la dictadura española y la actual marroquí, la diferencia de vivir en un pueblo y en una ciudad, tanto aquí como allí, la importancia de la hospitalidad del pueblo marroquí; como “la crisis del ladrillo” en España ha hecho que muchas familias estén en circunstancias muy desfavorecidas, como se repite esto mismo en contextos diferentes.

El debate continúa y comentan algo que se refleja en el documental, la diferencia entre los trabajadores marroquíes y españoles; éstos últimos trabajan para otra persona, se sienten “siervos” de alguien, no trabajan sus propias tierras, como ocurre en Marruecos; sin embargo, en ambos territorios muchos jóvenes que no estudian acaban realizando la misma actividad que sus padres, “el campo por sí mismo es un trabajo muy digno” exponen.

Por último, la tertulia termina subrayando que “el ejemplo del corcho” es una excusa para hablar del sistema, que el pueblo sigue siendo la victima de ese sistema tanto aquí como allí:

“la soga se rompe por el lado endeble” por la gente más humilde y más trabajadora.

Para terminar, destacar la humildad de nuestros invitados, tanto de Manu como de Agustín, su capacidad de escucha y de poner en valor las habilidades de un grupo como este, estoy convencida que durante estas dos horas los internos se sienten más libres que nadie!

 

Marisa Vazquez . delegada Sevilla –Solidarios por el desarrollo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s