Poetisa de la memoria histórica

Todos nosotros como parte de una generación viva  nos debemos a la obligación de reparar nuestra historia mayormente reciente, sobretodo en  acontecimientos reales que quedan sometidos a arbitrariedades políticas. Hechos, como resultó el tema tratado en la tarde del viernes,  de personas enterradas y abandonadas anónimamente que quedaron en el olvido y que nosotros como depositarios debemos respetar su herencia restituyendo a buen juicio todo lo que esa propia historia merece por el bien de los que la escribieron legítimamente  con sus vidas. Fundamentalmente acontecimientos que quedaron sepultados egoístamente por la injusticia establecida en una sociedad de vencedores.

Esto es lo que Ángel del Rio Sánchez, profesor de antropología social en la Universidad Pablo Olavide realiza a través de sus investigaciones dentro de su pertenencia a grupos de investigación y participación social con los muchos que colabora.

Hoy en este viernes frio de enero y dentro del ciclo de documentales, y al hilo de un tema tan de actualidad como resulta la citada memoria histórica, hemos invitado al profesor Ángel del Rio para que como asesor y participe del documental “Poesía por la memoria”, nos presente a la singular figura de Francisca Adame Hens, dentro de la serie “Hijos de Andalucía”, mujer cordobesa de La Victoria, nacida en 1922, y “medalla de Andalucía 2005” por su gran trabajo silencioso y lleno de humanidad como esposa y madre de presidiarios en una posguerra española en la que los vencidos quedaron como mano de obra esclavizada en la construcción de un canal de riego en beneficio de terratenientes a su vez protectores de un golpismo militar.

Terminada la proyección, que reflejaba fielmente la infame construcción de un canal, llamado hoy de los presos, en el bajo Guadalquivir, 158 kilómetros horadados a pico y pala por más de cinco mil presos del franquismo a partir de 1940 hasta 1962, en la provincia de Sevilla, todos los presentes quedamos sobrecogidos de cómo una mujer ya sexagenaria quiso aprender básicamente a leer y escribir para desarrollar mejor todo el potencial poético que guardaba dentro,  y de esta manera transmitir  como ejemplo vivo todas aquellas vivencias que el hambre y la injusticia le hicieron llevar dentro como purgatorio de ese sufrimiento propio y de los suyos.  En sus poemas nos habla de su familia, de su escuela, de su pueblo y en suma de las experiencias vividas, y cómo no de la libertad.

Hubo más preguntas que respuestas porque cada uno de nosotros, colectivo de presos y voluntarios, que presenciábamos tales declaraciones veíamos en Francisca a nuestras abuelas y madres, también recordamos a esos padres de familias que tuvieron que dejar abandonadas en la peor de las desdichas a sus familias para cumplir la simple condena de ser fieles al ideal de  un régimen democrático establecido en aquellos años previos a nuestra guerra civil.

Hay que señalar que hoy existen zonas del recorrido de dicho canal marcadas oficialmente como lugares de la memoria histórica para valedor recuerdo de generaciones venideras.

La tarde seguía helada, tal cual quedó nuestra sangre después de tanta injusticia recordada.

 

Gracias al profesor Ángel del Rio por su generosa colaboración con nuestra organización Solidarios para el desarrollo.

 

Francisco Carmona – voluntario “Solidarios para el desarrollo”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s