ROCK ANDALUZ (1ª parte)

Si hay un componente significativo en la identidad cultural andaluza, sin duda es el flamenco, originado en nuestra Andalucía del siglo XVIII gracias al mestizaje de musulmanes, gitanos y judíos… Y si el origen del flamenco está preñado de fusión, es realmente a partir de la década de  los setenta cuando surgen proyectos musicales que unen el flamenco con el rock y otras corrientes.

De esto nos ha venido a hablar en nuestra última tarde de viernes, a nuestro habitual módulo tres, el periodista Ignacio Díaz Pérez, licenciado en periodismo y artífice de un proyecto de libro en donde investiga los orígenes, transcendencia e historia del llamado movimiento de rock  andaluz.

Nuestros amigos los presos fueron tomando asiento en este espacio de cultura, que es su aula de actividades, con un calor impresionante que mitigaban un par de ventiladores con menos fuerza que presencia, pero que a quien cogía de cerca le aliviaba la tarde.

Una vez salvado los duendes informáticos nuestro invitado Ignacio Díaz comenzó por hacernos una breve introducción de lo que fue aquella España de los años setenta, en donde se respiraban aires de cambio a nivel político y social. En donde ya la propia sociedad comenzaba a estar influida notablemente por los diversos estilos de música que con anuencia de la censura venían de EEUU, principalmente a través de sus bases militares en la provincia de Cádiz y Sevilla, y cómo no también de nuestra lejana Europa. La mezcla de este fenómeno social con el flamenco fue lo que desembocó en la fusión de  otros géneros, la música anglosajona llamada rock y blues, con nuestras raíces flamencas.

-70Familias_3.jpg de Archivo ABC--0MPD3143.jpg-

Ignacio Díaz nos hizo una breve referencia que cabía destacar, la colaboración entre los guitarristas Agustín Castellón “Sabicas” y Joe Beck  quienes grabaron  el disco Rock Encounter (1970) donde se fusionan temas y sonidos acústicos y eléctricos, siendo un disco imprescindible para entender el camino hacia la fusión entre el flamenco y el rock, el jazz o el pop.

Scannen0001g
El Maestro Sabicas con Andrés Batista en Nueva York

Algo que nos descubrió también nuestro invitado y que pocos sabíamos es que posiblemente el embrión de toda este fenómeno de inspiración que trató, mescolanza flamenca y rock, debió ser el álbum del mítico Miles DavisSketches of Spain” (1960), reconocido como unos de los mejores de todos los tiempos por la revista Rolling Stone (2003), donde se incluyen versionados clásicos de españoles como el maestro Joaquín Rodrigo y Manuel Falla. Gocen si pueden en la cara B, los temas “Saeta” y “Soleá” del propio Miles Davis con arreglos del pianista Gil Evans.

Las explicaciones  fueron muy bien acompañadas de imágenes muy vintage adornadas además con algunas audiciones que nos trasladaron a la nostalgia de grupos que injustamente quedaron ahí en el amarillento álbum de la buena música.

smash-19-05-10-a
Los Smash

En ellas destacar con independencia de la gran aportación dejada por la banda Gong a los que quizá fueron inventores históricos  del nuevo flamenco fusión con el famoso tema “Garrotin”, si efectivamente, el reconocido grupo sevillano Los Smash, siendo uno de sus miembros  el prolifero músico y compositor Manuel Molina.

Comenzaba una de las épocas más abiertas musicalmente de nuestro país y más importante de la renovada música andaluza, y es cuando se acuñó el término “Rock andaluz”. También con éste grupo no hay que olvidar la colaboración del cantaor “Agujetas” que fue fundamental.

Sin embargo, los que verdaderamente lanzaron a nivel nacional la marca rock andaluz fueron sin lugar a dudas Jesús de la Rosa, Tele y Eduardo Rodríguez cuando formaron el grupo Triana. Su primer disco “El Patio” (1975) producido por Gonzalo García Pelayo, igual que los dos siguientes,  tuvo un gran éxito a pesar de su imperceptible promoción. Ya después “Hijos del agobio” (1977) con tendencias más progresivas fue realmente el que se convirtió en un clásico con sus insinuaciones políticas en temas como “Rumor” y  “Ya está bien”.  No le anduvieron a la zaga otros grupos relevantes como Alameda y Medina Azahara que quienes con su música coparon también los conciertos de la época. No olvidamos tampoco otros como Veneno, Cai, Granada, Imán, Guadalquivir, Mezquita, etc.

Por otro lado ya en la década de los ochenta la unión artística de Camarón, cantaor mítico por su personalidad,  y Paco de Lucía propiciaron un gran impulso de creatividad al flamenco, reconfigurando toda la música del conservadurismo flamenco de aquellos años, para abrirse a las nuevas influencias culturales como era el jazz y rock.

A la sombra de estos nació una nueva generación de músicos como  “Pata negra”, “Ketama” o “Ray Heredia” pero ya estos músicos centraron  sus trabajos en la música urbana que con la venida de la Movida madrileña acabó disipando en gran parte el protagonismo que durante años atrás tuvo sin duda el rock autóctono andaluz.

Punto y aparte Enrique Morente que basculó su propio purismo para crear ese mestizaje en los años noventa junto con el grupo de rock alternativo Lagartija Nick en el arrasador disco “Omega”.

Cierto, salimos contentos y tarareando hijos del agobio, quizá también por el calor que sufrimos en esa hora de encuentro aunque nos compensara la buena compañía de nuestros amigos los reclusos.

Gracias a Ignacio y a la buena compañía de mis compañeros voluntarios: María, Pilar, Cristina y Joaquín.

Francisco Carmona, voluntario del Aula de Cultura en el Centro Penitenciario Sevilla I.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s