Una tarde de cuento

Alguien dijo que el humor es igual a la suma de tragedia y tiempo. Esta tarde hubo humor en intramuros de la cárcel gracias a Diego Magdaleno, cuentista, contador, cuentacuentos y como el mismo nos confesaba profesional de la narración oral. Era casi imposible no sonreír con sus historias y esta vez la fatalidad que produce la falta de libertad en días tan navideños con la tradicion familiar, que atravesamos en este frio diciembre, nos  convirtió la tristeza en alegría y el pesar en optimismo.

Nos invitó a pasear por Encinar de la Sierra un pueblecito imaginario de Sierra Morena, por su mercado, su feria de ganado  y también a disfrutar del primer Belén viviente de la historia. Y durante poco menos de una hora nos fue desplegando anécdotas y quehaceres de algunos de sus peculiares y picaros habitantes, en forma de historias y chascarrillos.

Diego, como buen cuentacuentos que se precie, debe ser por simple oficio una persona especial, que más bien que vivir del cuento convierte en realidad el propio cuento porque lo hace vida sintiéndose parte integrante de él. Una relación de amor en la que ambos se necesitan para sobrevivir a través de la historia verbal, tal como en pasados siglos eran aquellos romances difundidos por aquel hilo comunicador del pueblo que eran los juglares y trovadores. Sin duda también el público tiene su parte de protagonismo, como en esta tarde de viernes nos correspondió a nosotros.  En definitiva a todos los presentes nos deleitó al son de sus fingidos personajes que nos exhibió a través de esa ventana imaginaria, que casi siempre comienza con ese: “Erase una vez…”, toda una invitación para entrar en un mundo de fantasías. Que en esta ocasión sin duda se nos convirtió en algo único, irrepetible, que nos hizo viajar dentro de un extraordinario espacio íntimo, común y de libertad.

Gracias amigo cuentista, te esperamos para una próxima ocasión en que nuevamente nos lleve a ese pueblo imaginario o a cualquier otro lugar igualmente mágico que en nuestro mundo de hoy tan ramplón es conveniente que sigan existiendo.

Francisco Carmona (voluntario solidarios)  – 22/12/2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s