UNIDAD TERAPÉUTICA Y EDUCATIVA

1. ¿De qué se compone la UTE?
La UTE se compone de un equipo técnico formado por educador, trabajadora social, psicólogo. Una coordinadora, 8 apoyos, 10 representantes y 4 funcionarios
2. ¿Qué funciones tienes los apoyos y los representantes?
Son un grupo de internos que llevan más tiempo en el módulo y han tenido una buena evolución. La función es de corregir cualquier conducta inadecuada, hablar con los compañeros que se vea que están mal y si es conveniente meterse con él en la misma celda, hasta que ellos cojan estabilidad en el módulo y entren en la dinámica de funcionamiento de este. Se hace una valoración semanal de celdas y otra de conductas y a continuación se traslada al equipo técnico para que ellos hagan sus valoraciones.
3. ¿Qué actividades hay en la UTE?
Pues en la UTE hay gimnasio, biblioteca, taller de marquetería, pádel, equipo de fútbol, colegio, cross fit y el curso de tapicería que se realiza todos los años con una duración de 6 meses.
4. Las terapias de las UTE.
Existen varias terapias que sigue los internos de este módulo, CPD, tabaquismo, anclaje, prevención de recaídas, conflictos y las terapias de grupo los miércoles y viernes.
ANCLAJE: Se trata de una asociación de ayuda a las personas con problemas de alcohol, es una de las terapias más importantes de la unidad y se realizan los lunes. Se compone de un grupo de internos y un monitor del exterior que dedica su tiempo libre en ayudar a asesorar al grupo de autoayuda.
CPD: El centro provincial de drogodependencia imparte cursos en la unidad dedicados a la concienciación y abuso de todo tipo de drogas, también es muy importante y obligatorio, ya que de aquí salen a comunidad terapeútica y la preparación es muy importante.
Terapias de grupo: Es sin duda las más importante de la UTE, es una terapia obligatoria de autoayuda, guiada por los técnicos de la unidad, psicólogo, educador, asistenta social, coordinadora y funcionario donde una mayor ayuda y profesionalidad nos hacen crecer más como personas.
5. El perfil de interno para entrar en la UTE, son todos aquellos que tienen problemas de drogadicción, problemas de actitud, de alcohol y quieran cambiar sus vidas.
6. La comisión de acogida.
Está compuesta por un grupo de 10 internos preparados y capacitados para ayudar a cualquier compañero que entre en el módulo. Son 2 por cada grupo.
Las funciones que tiene son:
* Prestar toda la atención cuando entra alguien nuevo en el módulo.
* Se le explica el compromiso de conductas y normas que hay que seguir en el módulo.
* Se le dice al grupo al que va a pertenecer y se le enseñan todas las actividades que hay en el módulo.
* La cogida se encarga de guiarlo durante el tiempo que haga falta para que se integre en el módulo y se sienta bien.
7. Los objetivos de la UTE.
Uno de los principales objetivos de la UTE es cambiar los pensamientos que cada uno tiene con respecto a su situación, saber resolver un conflicto sin llegar a la violencia ni verbal ni física, saber valorarte como persona, quererte y empatizar con las personas; sentirte útil y realizado.
Saber asimilar los problemas personales y no caer en aquellas adicciones que te han llevado a prisión. Todo esto es muy válido para el día de mañana, para que una vez que estemos de nuevo en libertad ser capaz de ser un ciudadano ejemplar y no volver a cometer los mismo errores que un día provocaron la entrada en prisión.
8. ¿Qué es la confrontación?
Es la herramienta que hay en el módulo para corregir las malas actitudes que ha llevado a cada persona a lo malo de la vida y hábito que se tienen arraigados desde muy chiquititos. Para saber diferenciar lo bueno de lo malo. Hacer ver que esas actitudes no son las más apropiadas para una vida en libertad.

David Sánchez Gómez

MÓDULO 4 PREVENTIVOS UTE (La voz libre)

 

 

Experiencia personal de un interno que está en la UTE.

Me llamo David, tengo 35 años. Me encuentro en la UTE desde hace 3 años y 6 meses. Vine de un módulo conflictivo y el cambio fue muy drástico, nunca había tenido ninguna terapia que me ayudara a darme cuenta que llevaba una vida llena de mentiras y engaños hacía mí mismo y mi adicción. En un principio lo negaba todo, pero poco a poco y con mucha ayuda, tanto de mis compañeros como del equipo técnico, fui entrando en la dinámica y dándome cuenta de todos mis fallos y a actuar con responsabilidad ante ellos.
Empecé a adquirir esas responsabilidades y me costó mucho adquirirlas, ya que antes no era para nada responsable. Una vez que empecé a responsabilizarme, dejé poco a poco la medicación, cosa que también me costó mucho ya que tenía una medicación bastante alta. Una vez que la dejé, me comencé a alegrar cada día más, eso para mí fue lo más difícil, pero al final lo conseguí.
Empecé a implicarme en la escuela, hasta que me llegó a gustar y he conseguido sacarme el graduado de la ESO.
Me ofrecieron la responsabilidad de representante y la acepté, eso para mí era una prueba de superación para seguir creciendo como persona, a raíz de llevar unas cuantas de esas responsabilidades empecé a trabajar de cabo de limpieza, lo cual también fue un impulso para mi vida. Con el tiempo empecé a valorarme, ya que nunca me había valorado, me pensaba que yo era una persona no válida. Fui madurando hasta llegar a hacer acogidas a otros compañeros con el mismo problema que yo.
A día de hoy he recuperado a mi familia y muchos valores hacia mi persona. Sigo ayudando a todos los compañeros que necesitan de mi ayuda e igualmente sigo trabajando conmigo mismo, ya que la drogadicción es para toda la vida y tenemos que estar siempre alerta.
Actualmente sigo estudiando y lo compagino con el trabajo en el economato.
Así que todos aquellos compañeros que quieran recuperarse de sus adicciones que todos aquellos compañeros que quieran recuperarse de sus adicciones, que tengan asumido que tienen un problema y necesitan ayuda, que sean valientes y lo intenten que con ganas y esfuerzo y motivación se puede.

David Sánchez Gómez

JOSE TORRES – FLAMENCO Y POESIA

Ayer fue un viernes musical  con muy buena sintonía en general. Ya de entrada el escáner que controla el acceso principal no fue esta vez tan quisquilloso y exigente con los miembros de “Solidarios”, al menos con un servidor. Me peguntaba si ese incomodo protocolo de control que casi siempre nos semidesnuda, hoy tan relajado, no tendría que ver con algún exceso de consumo de cara a la nueva tarifa energética. Como en toda institución pública probablemente cuidando esa falta de presupuesto que siempre les acecha, dirán.

Nuestro acompañante e invitado, José Torres Vicente, músico y compositor, sin duda un acierto para amenizar como improvisado auditorio la sala de lectura del módulo donde nos encontrabamos. Lugar que quedó  prácticamente pequeño para la concurrencia que se formó esta vez con exquisita puntualidad.

Siempre hablo de climatología, pero es que en la tarde de ayer hacía un frío que pelaba.

Como digo, nuestro invitado José Torres, es músico e instrumentista de guitarra flamenca. Se licenció como profesor de guitarra flamenca en el Conservatorio Superior de Música de Córdoba. Es de esas personas que ya nada más conocerle cae bien. Su presentación por nuestra parte fue rápida, era ciertamente momento de demostrar sus credenciales artísticas con la guitarra entre sus manos, por cierto bien cuidadas. Nada más darse a conocer con alguna explicación curricular de sus trabajos como instrumentista y compositor, colaboraciones musicales, premios y reconocimientos, comenzó introduciéndose en nuestra espera con  un fragmento de flamenco minero interpretando “La Roja”. Fuertes aplausos de principio.

A continuación, dentro de su composición musical en el documental “Matilde Coral, acariciando el aire” El siguiente fragmento fue una interpretación de: “la escobilla”, término dado a la parte esencial y de máxima fuerza rítmica del baile, concretamente el retazo que interpretó con virtuosa profesionalidad estaba referido a unas alegrias. Más aplausos, y entusiasmo por algún que otro esmerado conocedor de ese arte de llevar “el compas”, que entre los presos haberlos los hay.

Dentro del  poema de Jaime Gil de Biedma “No volveré a ser joven”, que comienza con: “Que la vida iba en serio”… hizo un esbozo musical en dos partes, la primera por milongas y el resto por bulerías…. Aplausos y mucho disfrute en los rostros.

En los entremedios, que si afinamiento, que si temple, que si un poquito de agua, surgían las preguntas clásicas de los presentes que quieren saber más. José Torres a todos complacía con acertadas explicaciones, algunas de ellas incluso académicas, que recursos no le faltaban. Nos habló incluso de su cejilla SpiderCapo, con la cual se elige que cuerdas pisar y cuáles no, pudiendo tocar a ambos lados de la propia cejilla. El graderío complacido seguía animado y queriendo más. No faltaba el que salía a tomar su cigarrito al patio, que se entendía, el humo del caldeado ambiente había que echarlo en alguna parte.

El maestro José Torres continuó con una siguiente obra: “El testamento de Amelia”. Por bulerías. Nos ilustró narrando que es uno de los romances más conocidos de la cultura catalana. Basada en una canción que relata la historia de una princesa joven esposa envenenada por su madre, para arrebatarle el marido. ¡Joder con la madre!, dijimos alguno que otro. Más preguntas mientras llegaba la penúltima pieza, una interpretación musical: “Quedarse”, basada en unos versos (a mi madre) del poeta Martin gallego.

El tiempo de convivencia prácticamente agotado, pero todos queríamos ese remate final con más acento flamenco. A pesar de las ganas confesadas de nuestro amígo José por seguir  complaciendo a la parroquia, solo quedó tiempo para unas últimas  bulerías que muchos siguieron con palmas silenciosas desde el asiento. Y más aplausos y despedida.

Nos marchamos una tarde más por galerías interminables y con visible entusiasmo de haber hecho las cosas bien, y cómo no, despidiéndonos entre barrotes de nuestros amigos de encierro. Y claro, nuestro invitado en estado de shock por su singular experiencia.

Marisa, algunos funcionarios te echaron de menos, y nosotros también….

 

Francisco Carmona – voluntario “Aula cultura” –

SOLIDARIOS para el Desarrollo

 

El vuelo de la palabra

ENTRE DOS MUNDOS
En el ecuador de mi existencia,
de nuevo la adversidad llamó a mi puerta,
esa maestra, que nunca deja de aleccionarme,
llamó de nuevo…
Jamás imaginé que me podría pasar,
pasar del mundo llamado libre,
al mundo de las almas cautivas,
aquel que te despoja de todo,
aquel que desnuda tu alma
y piensas que todo termina
y piensas que te quedas sin nada.
Aquellos que tanto te querían, cuando todo iba bien
se esfuman, ni gestos, ni llamadas, ni cartas.
Cuando la adversidad me llama,
sociedad efímera, convencionalismos sociales,
Siempre tuve tiempo para este mundo
y ese mundo no tiene tiempo para mí.
Duele más que te borren de la existencia,
que ser un alma cautiva.
Un alma de otro mundo,
un mundo en el que , sin nada,
hallas de todo,
un mundo que me llena los vacíos del alma,
que me permite creer y ser
como nadie puede imaginar.
Un mundo que despierta mis talentos dormidos,
que me permite conocer lo mejor de mí,
aquello que el otro mundo me impedía,
aquel mundo por el que di todo.
Esa maestra llamada adversidad
me dio el don de conocer los dos mundos,
28
de tener la nada en el todo
de hallar el todo en la nada.
Me abrió los ojos de la verdad,
de ver a quién debo dedicar más tiempo
y con quien perdí el tiempo.
Y doy las gracias por ello,
conozco los dos mundos,
he vivido en el primero
y vivo en el segundo.
El mundo de las almas cautivas,
me ha regalado el sentido de la vida,
el encuentro conmigo mismo,
el conocimiento de mi ser,
la sabiduría y la verdad.
Humanidad que brota tras muros y alambradas,
inocencias cautivas, amistades verdaderas, historias descarnadas,
las que admiran lo que eres, no lo que tienes.
Entre dos mundos me hallo…
bendita experiencia, ya conozco mi camino
y prefiero ser un alma cautiva con la conciencia en libertad,
que estar en libertad con la conciencia cautiva.
Francisco José Guerra Molina. Módulo 3 preventivos

“OCHO MILLONES DE PASOS”

Siguiendo con el ciclo de Documentales del Aula de Cultura de Sevilla 1, este viernes día 27 de enero  hemos tenido la oportunidad de conocer el Proyecto “8 millones de pasos una odisea mediterránea” de la mano de su creador: Juraj Horniak. Como preámbulo, decir que tanto la idea como su protagonista son apasionantes y dotados de un hondo vitalismo.

La cita como de costumbre es en la biblioteca de Sevilla 1. De primeras los prolegómenos previos: saludos a los internos que van llegando, ordenar sillas en círculo, encender proyector y ordenador… en poco tiempo está todo preparado. Somos unas 35 personas entre internos, voluntarios y nuestros dos invitados. El ya mencionado Juraj, checoslovaco de nacimiento, y ciudadano de innumerables países por los que ha ido residiendo. Junto a él está Enrica, italiana, asentada desde hace años en La Sierra Norte de Sevilla donde es propietaria de un restaurante especializado en alimentos de temporada y en productos locales.

Juraj nos explica en que consiste su proyecto, que coincide con lo descrito en la página web del mismo (http://www.slowfoodsevillaysur.es/?p=8642): “Juraj Horniak, un Quijote contemporáneo de 60 años, decide liberarse de los grilletes de una existencia acomodada y embarcarse en una aventura de las que cambian la vida. Recorrerá a pie toda la costa mediterránea europea, desde Andalucía hasta Estambul; un viaje épico, un camino en solitario de 8.000 kilómetros, poco a poco, paso a paso: 8 millones de pasos”  Tal como lo va contando impresiona su aventura y las vivencias y encuentros que se han producido durante la misma. Nos adelanta el contenido de los dos documentales que vamos a ver y que han sido rodados a lo largo de su odisea.  El primero es un prólogo donde Juraj explica  su proyecto y los objetivos que busca en el mismo. El segundo, “Un pueblo que no puede ser nombrado”, nos cuenta una de las experiencias vividas en su viaje. Trata de un pueblo anónimo de la Serranía de Ronda,  donde la gente ve prohibida la venta de sus productos de consumo tradicionales, viéndose por tanto obligados a comprar estos alimentos en supermercados.

Una vez acabada la visión de los documentales se palpa que las opiniones y problemas que aparecen en los mismos han calado hondo en muchos de los presentes. Hay intervenciones de varios internos destacando diversos aspectos. Se defiende el derecho de la población de estos pequeños pueblos a producir y comerciar  estilo trueque como se ha hecho desde antaño. Se destaca la bondad de estos alimentos cultivados en las huertas…¡Desde luego el sabor de sus tomates, lechugas y demás, poco tienen que ver con los vendidos en los grandes supermercados! Enrica defiende la costumbre de acomodar las dietas a los alimentos que hay en cada época del año, de forma natural sin recurrir a cultivos forzados. El coloquio se va enriqueciendo con nuevas aportaciones, a veces opiniones algo distintas, otras  complementarias, pero eso sí, siempre en buena armonía. Se habla de la importancia de la educación en la alimentación, del saber conservar lo tradicional, de la posición de dominancia de las grandes compañías de comercio, entre otras cosas. Después de un buen rato de coloquio y tertulia, llega el momento de acabar. Hay un aplauso de agradecimiento para los invitados de hoy, Enrica y Juraj. Luego un ratito de charla distendida, unos en la biblioteca otros en el patio. Pasan ya las 19:15 y nos despedimos. A los voluntarios nos toca el camino de salida por las largas galerías con paradas en los diversos controles. Para los internos está ya próxima la hora de la cena.

El próximo viernes nos veremos otra vez, seguro que disfrutando de nuevo de la actividad cultural y del coloquio. Hasta pronto.

Joaquin Alaejos – voluntario “Aula cultura”

SOLIDARIOS para el Desarrollo

Blog del Grupo de salidas de los sábados de SOLIDARIOS

Un sitio para contar y compartir lo que hacemos todos los sábados en nuestro grupo.

A %d blogueros les gusta esto: